# Personal Branding

Haz tu tono y tu imagen parte de tu personal branding

origin_370027939

Una parte fundamental de la construcción de tu personal branding o marca personal es encontrar tu voz. Tu tonalidad en general (cómo decir y hacer las cosas e incluso cómo te ves) es todo un reflejo de tu marca. Puede que no hayas pensado alguna vez en ello de esta manera, pero es la realidad de todas las marcas grandes, pequeñas y personales.

El lenguaje que utilizas y tu tono de voz es de gran influencia en cómo la gente te percibe, y por lo tanto la forma en que formulen opiniones sobre ti y lo que puedes ofrecer.

Esto ocurre especialmente en las redes sociales, porque nuestra voz es todo lo que tenemos en estos canales. No hay gestos o expresiones faciales para complementar nuestro lenguaje y cómo se habla, así que tenemos que ser muy cuidadoso y deliberado.

Lo que posteamos se convierte en quién somos, así que procede con precaución.

Tienes que elegir conscientemente tu voz, porque en muchos aspectos se convierte en lo que eres para los demás. Asegúrate de que tu voz es fiel a la forma en que has posicionado tu marca personal y cómo quieres que los demás te perciban.

Haz de tu voz una parte activa de tu marca, sabiendo que la gente la está evaluando con cada interacción.

Primero elige tu estilo basado en tu forma de ser y cada vez que vayas a escribir mensaje o respuesta,  literalmente, para y piensa acerca de lo que estás escribiendo. Detente y pregúntate si estás siendo coherente con tu marca.

No hay nada más confuso que las personas que andan con un comportamiento y una tonalidad distintas en cada lugar que van. Por ejemplo, en un momento muestran una cortesía impresionante y en en el otro usan malas palabras e ira. Es muy confuso averiguar lo que realmente son y si son auténticos.

Algo que va de la mano con tu voz es cómo luzcas. El aseo personal, la ropa, los accesorios e incluso tu casa son todo un reflejo de tu marca. Es importante pensar conscientemente acerca de cómo tu apariencia se percibe y cómo agrega o resta valor a tu marca.

No estoy sugiriendo que sorpresivamente te conviertas en un/a gurú de moda, a no ser que esa es tu marca. Lo que sugiero es que seas consciente de tu apariencia. Vistiendo jeans gastados y t-shirts cada día está muy bien si se ajusta a tu estilo de vida y a tu marca y si refleja tus objetivos personales.

Cuando tu marca se ve y suena éxitosa, entonces lo más probable es que lo será. Gestionar tu voz y tu apariencia es una parte integral de la gestión de la marca personal, así que hazlo conscientemente, deliberadamente y sistemáticamente.

Crédito de la foto