# Redes Sociales

¿Conoces la importancia del Community Manager en la empresa?

mujer de negocios

No cabe duda de que el mundo empresarial ha ido evolucionando hacia la red. A medida que los clientes y potenciales usuarios abandonaban otros medios para convertir internet en la principal herramienta de búsqueda y consumo, la importancia de contar con una presencia adecuada en el universo online ha ido creciendo a pasos agigantados. En este sentido va siendo cada vez menos común la existencia de compañías sin presencia en la red, así como sigue reduciéndose el número de las que no cuentan con una buena política de comunicaciones y de uso de las herramientas disponibles en el universo 2.0.

En este sentido, en los últimos años ha ido cobrando especial relevancia la figura del Community Manager, un tipo de profesional muy enfocado al marketing online que se hace cargo de la gestión de la imagen de la empresa, así como de dar relevancia a una marca o firma y convertirse en el portavoz, a través de redes sociales y otras herramientas, de las comunicaciones de la empresa con sus clientes y con los potenciales usuarios.

Algunas de las principales tareas de las que se ocupa un Community Manager en la empresa son:

  • Gestión integral de la marca. En este sentido los profesionales que trabajan como Community Manager se ocupan de llevar a cabo desde aspectos más creativos como la creación de una marca, hasta otros más prácticos, como la forma de ofrecer la información, e incluso la inclusión en la red de las ofertas laborales y la forma en la que se exponen. Y es que ya no solo se oferta empleo en las páginas de clasificados online, sino que los responsables de la comunicación de la marca hacen uso de las redes sociales, y de nuevas técnicas y herramientas online, para ofrecer las opciones profesionales que pretende cubrir la compañía, así como para hacerse con el personal más adecuado para cada puesto vacante.
  • Frenar las crisis de imagen. Muchas empresas tienden a considerar que la utilización de Facebook u otras redes sociales es fácilmente gestionable por cualquier empleado dentro de la empresa. Esto supone un gran error, ya que llevar perfiles en redes no es especialmente complicado, pero hacerlo correctamente requiere de un profesional. En este sentido un Community Manager creará un protocolo de respuestas a las comunicaciones, una línea de feedback que debe mantenerse, y sobre todo, una forma adecuada de dar respuesta a posibles crisis de imagen de la empresa, que pueden llegar a acabar con una compañía, o costar mucho dinero a una firma.
  • Enganchar al público. Comunicar y realizar un calendario de publicaciones, con los contenidos que la empresa desea comunica,r es una función directa del Community Manager, que además deberá ser capaz de enganchar a los clientes actuales y a los potenciales que pueda tener la empresa, creando expectativas y seguridad en el usuario.
  • Escuchar al usuario. Nada resulta más importante en el trabajo de un Community Manager que la escucha. Y es que poca duda cabe del papel esencial que posee un profesional disponible siempre para solucionar los problemas de los clientes y usuarios, y dispuesto a acompañarlo en su acercamiento a la marca. La mejor forma de fidelización y de obtención de beneficios por consecuencia directa.
  • Documentarse. Resulta fundamental para un Community Manager no dejar de aprender, así como usar herramientas de búsqueda de documentación. Estar al día de los movimientos del sector y de la red en general, así como de las tendencias globales en un campo, puede suponer una verdadera diferencia a muchos niveles para cualquier empresa, por lo que contar con esta figura profesional llevará a cualquier negocio a alcanzar nuevas oportunidades en el mercado.